Eazel es 100% compatible con los principales formatos de compresión del mercado, como EAZ, ZIP, RAR etc.

Descargar compresor

El único con sistema de backup pensado para Internet
Comprime al máximo
EAZEL convierte música y video en pequeños ficheros comprimidos, ideales para enviar o recibir a través de Internet.
Organiza tus backups
Envíe copias de seguridad a un servidor FTP, grábelas en CD o DVD, o mándelas a una dirección de correo electrónico.
El más rápido
A la hora de comprimir y descomprimir, este es el programa más veloz que existe: los ficheros estarán listos en segundos.
 

Los archivos comprimidos son un recurso adicional para aumentar la seguridad de los ficheros que tienes en el ordenador. Esta confianza se asienta en que los estándares de compresión con los que Eazel trabaja son completamente inexpugnables. Es decir, son claramente improbables las posibilidades de que alguien pueda acceder a tu PC de manera remota, encontrar la carpeta comprimida en la que guardas tus datos importantes, extraer la información y transferirla.

Entonces, al momento de guardar tus ficheros más valiosos en una carpeta comprimida, estás asegurando de que queden absolutamente resguardados todos sus elementos internos, tanto de los ataques provenientes desde fuentes externas a tu PC como de aquellas amenazas latentes que hayan pasado desapercibidas ante las utilidades antimalware.

Asimismo, Eazel es una herramienta completamente compatible con cualquier otro recurso de seguridad de Windows. En este sentido, si tienes antispyware, antivirus o incluso un cortafuegos activado, esta aplicación respetará los estándares de defensa que hayas seleccionado. Eazel se adapta perfectamente a tu esquema de protección.

Además, mantener tus ficheros en carpetas comprimidas te protege de otra clase diferente de intrusión: los usuarios con los que compartes el ordenador. Establecer un nombre de usuario y contraseña en una sesión de Windows no es un recurso suficiente para protegerte de los ojos indiscretos. La solución es simple: coloca todo aquello que te importe en una carpeta, comprímelo y guárdalo donde más te guste. Como si fuera poco, también puedes colocar una clave de acceso.