Eazel es 100% compatible con los principales formatos de compresión del mercado, como EAZ, ZIP, RAR etc.

Descargar compresor

El único con sistema de backup pensado para Internet
Comprime al máximo
EAZEL convierte música y video en pequeños ficheros comprimidos, ideales para enviar o recibir a través de Internet.
Organiza tus backups
Envíe copias de seguridad a un servidor FTP, grábelas en CD o DVD, o mándelas a una dirección de correo electrónico.
El más rápido
A la hora de comprimir y descomprimir, este es el programa más veloz que existe: los ficheros estarán listos en segundos.
 

Tu disco rígido no es infinito. Como todo recurso (dentro y fuera del ordenador), posee ciertas limitaciones que impiden un buen desempeño, o directamente lo anulan. Pues bien, la principal restricción de este dispositivo de almacenamiento es el espacio.

Si hace ya un largo tiempo que tienes el PC en funcionamiento, seguramente habrás almacenado una gran cantidad de ficheros en su interior. En este sentido, no caben dudas que una gran porción de ellos fueron descargados de Internet, mientras que otros han sido producto de tu trabajo. Sin embargo, aún quedan aquellos archivos que fueron generados por las mismas herramientas que tienes instaladas en el ordenador (copias de seguridad, configuraciones, etc.).

Aunque puedas eliminar algunos documentos, lo cierto es que habrá otros que no estarás en condiciones de borrar, a pesar de que hace tiempo que no los usas con asiduidad. Entonces, es el momento indicado para que explotes todo el poder de Eazel. De este modo podrás comprimir todo aquello que necesites y lograr una optimización del actual espacio.

El amplio porcentaje de compresión que logra Eazel es una de las formas más eficaces de aumentar la capacidad del disco duro (vale aclarar: también de cualquier otro dispositivo de almacenamiento).

Además, así obtendrás como resultado que el resto de las aplicaciones instaladas sean más veloces. Esto se debe a que contarás con más espacio donde alojar los archivos temporales, así como también para la memoria caché que requieren ciertos programas (sobre todo aplicaciones de diseño, edición, y los navegadores web).